lunes, 18 de junio de 2012

Esas cosas

El otro día, nos estábamos marchando de una fiesta y mi amiga Elisenda me dijo: "Un momento, que me voy a despedir de Poldo". Poldo era el anfitrión. Yo le contesté: "¿Despedirse? ¡Qué tontería!" Elisenda se me quedó mirando con gran perplejidad un instante y dijo: "¿Sabes? Deberías hacer una entrada sobre las cosas que cuando las haces tú están bien y cuando las hacen los demás te parecen horripilantes". Se dio media vuelta y se fue a despedir de Poldo. Como Dios manda. Yo me quedé pensativa.
Ahí va la lista:

-No despedirse del anfitrión al marcharse de una fiesta.
-Llevar a los niños a una fiesta de adultos (cuando son los míos me parece lo más encantador del mundo, cuando son los hijos de los demás me parece súper cargante).
-Ir con deportivas o chanclas a un evento, inauguración, etc.
-No saludar a alguien a quien conoces y a quien reconoces, aunque solo sea de vista, o de la piscina, o de facebook.
-Ir a cenar y no comer nada.
-Ir a cenar y no beber nada (todavía peor).
-Reír como una loca desatada en el momento más inoportuno (hospital, confesión de amiga íntima, película trascendental de Almodovar, el momento en que salen a bailar las madres en el festival infantil del colegio de tus hijos, etc).
-Juguetear con el iphone siempre, en cualquier situación.
-No contestar los mails.
-No devolver las llamadas de teléfono.
-Enseñar, a quien se tercie y con gran orgullo, fotos (sin ningún interés) de tus hijos o de tus animales domésticos.
-No dar las gracias al día siguiente de una invitación.
-Criticar a la chica (maravillosa, por otra parte) que viene a limpiar a casa y que después de un año todavía no sabe hacer las camas.
-Considerar que todo lo que dicen tus hijos es absolutamente genial y apuntarlo para la posteridad.
-Llegar tarde.

¿Qué, Elisenda? ¿Ya estás contenta? Eso es tener sentido de la autocrítica, ¿eh?

Feliz lunes, queridos.

La foto es de Bruce Weber. ¡Oh, los hombres pensativos!...

9 comentarios:

  1. ezoé un MEME ENCUBIERTO de fina guasa de seda.

    ..y los hombres no pueden estar pensativos, no tienen suficientes neuronas para alcanzar ese estado, por eso en esa pose fascinan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hombres siempre estamos pensativos. Hemos hecho el mundo.

      Eliminar
    2. Jajajajaja. Ya...
      Estás muy divertido hoy!!!
      Buenas noches.

      Eliminar
  2. juajuaja, genial.
    besos millones.

    ResponderEliminar
  3. cierto!
    me apunto al 90% de la lista.
    besos,
    Marta

    ResponderEliminar
  4. Aissssssss... ya lo decía aquel!!!: "Haz lo que te digo y no lo que yo hago" jejej. Na nit. Luz

    ResponderEliminar
  5. Estoy contenta, sobre todo, de que escribas como escribes, y de que mires como miras: la entrada con la escena de Zorba, los zapatos dorados, Ginger y Fred, los antebrazos de los hombres(años observándolos, acariciándolos, sin reparar en que me gustaban exactamente por lo que tú dices),...

    Besos,

    Elisenda

    ResponderEliminar
  6. Hablan por arriba sobre la falta de neuronas en los hombres...Digamos que no es una cuestión de género, sino más bien genérica. Conozco - pero no comparto espacio ni tiempo - hombres de jugo neuronal estéril y mujeres dotadas del mismo potencial. Dejemos de lado los clichés al uso. Ya sé que gustan mucho las etiquetas, y más las que suelen rebajar valores. Hay que ver lo que gusta uniformar a la gente.

    La falta de educación y de modales lo invade todo. Ceder el paso, ceder un asiento, ofrecer una copa, dar los buenos días, etc...son pequeños detalles que hoy han sido sustituidos por "yo primero", "que se levante otro", "que pida él"...

    Los "buenos días" o "buenas tardes" devienen en muchos casos inclasificables gruñidos o silenciosos mohínes - lo cual, en algunos casos, ¡es una bendición, para qué engañarnos!).
    Aunque ignorar a un gili...s es, en mi modesta opinión, una impagable virtud.

    Pero bueno, como soy mayor, no tengo que demostrar nada a nadie, y hace tiempo que llegué a la conclusión de que con su comportamiento la gente me demuestra cómo quiere ser tratada, intento no renunciar a algunos principios fundamentales...eso sí, a veces reconozco que es mucho más saludable (para la piel, para la mente, para todo) disculparse, hacer mutis y perderse que tener que aguantar contra natura a un/a pelmazo/a.

    ¿Selección natural? Quid pro quo Clarice...Quid pro quo Doctor Lecter.

    ResponderEliminar