domingo, 27 de octubre de 2013

La muerte de nuestros padres


Extraña, la sensación de irse quedando sin padres. Como si respirar se fuese haciendo más difícil, como si el mundo se fuese cerrando sobre nosotros. Mis padres, mi tata, Ingmar Bergman, Pina Bausch, Maurice Béjart, y ahora Lou Reed. Y, sin embargo, qué suerte increíble la de haber tenido estos padres. La de haber sido educada por esta gente. La de haber compartido la tierra y la época durante un tiempo con ellos. Que en un época de cobardes y de gente que se dedica a dar lecciones bienpensantes sobre todo, todavía pululasen (y pululen: Mandela, Philip Roth, Dylan, Serrat, etc) algunos rebeldes, algunos cabreados, algunos valientes, algunos genios, algunos apasionados, algunos torturados, es señal de que volverá a haberlos, de que no todo está perdido.
De momento, Señor Reed, seguiremos caminando por the wild side en busca del perfect day, tal y como usted nos enseñó, aunque, a partir de ahora, será un poco más difícil encontrarlo.

6 comentarios:

  1. Bonito comentario!
    Es un lujo,poder agradecer, la educación recibida, y recordar con alegria la tierra y la época en que la recibimos y continuamos asi:ahora en primera linea de combate.

    ResponderEliminar
  2. Hola Milena no te conozco(creo) pero me encanta lo que cuentas y como escribes. Me siento muy identificada. Sigue asi pls!

    ResponderEliminar
  3. Hola Milena no te conozco pero hace tiempo que te sigo y me encanta lo que dices y como lo dices. Sigue asi pls!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Ana! Muchísimas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Milena,

    Ningún tiempo pasado fue mejor y el cementerio está lleno de imprescindibles (otra cosa son los padres, claro).
    Es obvio que no soy mitómano, pero es que además ahora la Sociedad tiene la oportunidad gracias a la tecnología de, acceder, saber , conocer mejor a sus potenciales mitos, y precisamente por ello, borrarlos o situarlos en su justa medida mortales como son.
    Incluso los jóvenes, tan rituales ellos e incapaces de aprender, desaparecido el rock, el comunismo y su futuro, les ha quedado como referencia ilusionante seguir viviendo de sus padres sine die para los españoles; un buen erasmus en España para las/los europeos; y la independencia de Cataluña para los que son catalanes; independentistas claro.

    Besos

    ResponderEliminar