viernes, 6 de septiembre de 2013

Los neo-cursis



Los neo-cursis. Un nuevo tipo de hombre que deambula por nuestra geografía (que no es el de las fotos de hoy).

- Son los que afirman que todo el mundo es interesante y que, en el fondo, todo el mundo es bueno.

- Son los que afirman que todos los niños son monísimos.

- Son los que te dicen que todas las mujeres somos diosas, mágicas, seres de otro mundo etc. Aunque estés con la cabeza dentro del váter, vomitando. Aunque te estés zampando una caja de donettes de almuerzo.

- Son los que aseguran que, con entusiasmo y ilusión, se consigue todo.

- Son los que te cuentan que meditan cada día (cuando el resto de los mortales nos conformamos con pensar, y ya nos cuesta lo nuestro).

- Son los que te hablan de tu alma (mientras te miran el escote).

- Son los que no comen nada que no sea ecológico, biológico, cultivado con cariño y amor, por unos neo-campesinos que reciclan, hacen yoga, tejen sus propias bufandas ecológicas y tienen largas conversaciones con las lechugas.

- Son los que se pasan el día haciendo fotos con efecto "flou" y luego, encima, te las mandan.

- Son los que hablan bajito y pausado, sin alterarse nunca (en plan Guardiola en sus ruedas de prensa). Y te dan unas ganas terribles de darles un tortazo para que despierten ellos y no te duermas tú.

- Son los que están empeñados en darte un masaje y lo intentan a todas horas: aunque estés en el metro, aunque estés en el Corte Inglés intentando (por milésima vez) concentrarte para comprar las bolsas de aspirador adecuadas (y no tener que regresar a casa y que la chica te mire con cara de pena y de triunfo, y te diga, con una sonrisa de oreja a oreja, que te has vuelto a equivocar de modelo), aunque estés intentando explicarle (por milésima vez) a tu hijo pequeño que, en principio, las cosas no se tiran por la ventana.

Las fotos: dos detalles del atuendo de mi amigo Pedro Porta, que no es ni cursi, ni neo, y que, cada vez que le veo, me entran ganas de robarle los calcetines.

Buen fin de semana.


3 comentarios:

  1. No sé pero me suena haber visto esos calcetines en Bel.

    Da gusto ser diferente.

    Lo que me he podido reír...sigue sigue...no pares, no pares.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Muy aguda. Ya sabes lo que en el fondo quieren.

    Desde luego no se podría decir que son producto de un trastorno de identidad disociativo.
    Uno de mi equipo -de cuando yo jugaba al fútbol en el siglo pasado- los habría llamado los mea poquito; pero es que era un basto, perdónanos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaajajaj. ¡Me encanta!
      Un beso grande.

      Eliminar