jueves, 27 de octubre de 2011

La camiseta perfecta


Esta mañana, en Cos, la camiseta perfecta, otra vez. Me compré la misma el año pasado, por duplicado, una en color crudo y la otra negra. Rezaba para que las volviesen a editar este año. Y lo han hecho, en negro y en un beige empolvado casi clavado al color de la piel. Son de punto de seda. Más delgadas que el papel de fumar. Ligeramente transparentes. Del largo perfecto. Y nada caras. Yo, que detesto abrigarme demasiado (soy claustrofóbica en todos los sentidos posibles de la palabra), en otoño e invierno me las pongo debajo de todo. Me ponen de buen humor a mí y a los que las ven. Son sutiles, sugerentes, acariciantes, cosquilleantes y útiles. A veces, me las pongo para dormir, es casi casi como no llevar nada, pero llevando algo, algo que, por una vez, es mejor que nada. Bueno, me estoy liando, pero ya me entendéis. Me he comprado cuatro, dos de cada color. La chica de la caja me ha dicho que estaba esperando a cobrar para hacerse con ella. La mujer que estaba detrás mío ha dejado la cola para ir a buscar una. Es una prenda hecha para hacer feliz. Sería de tontos resistirse.

9 comentarios:

  1. A mi también me encantan las camisetas y desde que duermo sola duermo con una de ellas. Son suaves y al menos una no se siente tan sola. Aisssssssssss... con qué poco nos tenemos que conformar algunas!!! Na nit. Luz.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué sensación de libertad, de abrazo, de liviandad y suavidad...dan ganas de meterse en ellas como en un refugio nocturno, un sueño!

    ResponderEliminar
  3. Hola Luz:
    Al menos las camisetas no roncan...
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Glibert:
    Sí, son maravillosas. He tardado años en encontrarlas. Para una obsesiva como yo, lo de las camisetas es todo un tema, cuando pierdo una (porque la chica la ha metido en el armario de los niños o por lo que sea), me da un ataque, estoy loca.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. "Son sutiles, sugerentes, acariciantes, cosquilleantes y útiles". Jodó. Ya me gustaría conocer una tía así, y no una - de camiseta, aunque sea de punto de seda.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, eso hago.
    Por otra parte estoy seguro de que las camisetas multipropósito te sientan muy bien.

    ResponderEliminar