miércoles, 9 de enero de 2013

Los pisos de soltero



Se podrían escribir varios volúmenes sobre los pisos de soltero, y algunos más sobre los pisos de separado (divorciado, abandonado, desesperado, alcoholizado, etc -a más dramática la situación, más estrafalario resulta el piso-).

Recomendaciones generales femeninas:

NO
- Pasados los 25, es aconsejable que los calzoncillos y calcetines NO estén tirados por el suelo. Ni TAMPOCO hechos una bola en un rincón. En general, es mejor que el suelo esté despejado.
- Pero a la vez, a las mujeres NO nos gustan (ya lo he dicho muchas veces, pero lo repito), NO nos gustan, los hombres que están en contacto con su parte femenina, preferimos los que están en contacto con su parte masculina (que tampoco es tan sencillo...). Un piso de tío demasiado ordenado y pulcro, con flores, cojines bordados u otros elementos femeninos, nos (me) da cierto yuyu.
- Un piso sin libros no es sexy. Un hombre tampoco. Obviamente.
- Están prohibidas las fotografías de la ex, o de cualquier otra mujer. (Un día, al llegar a casa de un noviete, nos empezamos a besar y al abrir los ojos, me encontré con una fotocopia de una foto de la exmujer -horrenda, menos mal...- pegada con celo (¡con celo!) en la pared. Salí huyendo. Y ni siquiera sus súplicas en calcetines en medio de la calle, consiguieron que volviera.) FOTOS NO PLEASE.
- Prohibidas las velas y la música romántica del tipo que sea.
- Prohibidos los animales exóticos y otras marranadas (como el hámster de la hija, por ejemplo).

SI
- Pocos muebles (prácticos, sencillos y honestos, como queremos que sean los tíos), paredes blancas. Que entrar en su piso NO sea como entrar en su cabeza. Que sea solo un primer paso. El misterio en los tíos está bien.
- Toallas impolutas.
- Agua mineral embotellada.
- Agua corriente (que la cadena funcione).
- Luz.
- Un perro (recogido en la perrera. Un perro de raza comprado no es elegante).

Bueno, me tengo que ir a seguir con el trabajo de campo.
La foto es de la maravillosa entrada de la casa de David, soltero y sin compromiso.

Feliz miércoles, queridos.






9 comentarios:

  1. Qué shock lo de la fotocopia pegada en la pared, oh-my-gosh!
    Tu articulín, Milena, me hace pensar en esta cita "Si te vas a casa de alguien y no tiene libros, no te lo folles" -John Waters

    ji ji ji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue bastante patético. Y la persecución por Sarrià en calcetines también. Podría escribir un librito de situaciones grotescas con tíos.
      ¡Un gran sabio John Waters! Estoy totalmente de acuerdo.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. “Toallas impolutas” (siempre de algodón 100% añadiría, bien dobladas y planchadas).

    “Agua mineral embotellada” (Viladrau, Bezoya, Evian, Vittel, Voss, Perrier…nunca Font Vella, ni Solán de Cabras por favor…que el agua también tiene sabor).

    “Luz” (sí, pero nunca directa, sino discreta…las luces y sombras dan siempre mucho juego…no todo tiene que estar al alcance de la vista).

    “Un perro” ( ahí sí que no…me encantan los perros pero me gustan más los gatos…son más discretos y, más elegantes, en general…aunque como en todo, hay excepciones).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja. Querido, yo no pido tanto, jamás he planchado una toalla (ni ninguna otra cosa) y el agua Font Vella me parece buena (¿no?). Y solo me gustan los perros, es lo que he tenido desde que era niña, los gatos son más bellos, pero me gustan los perros.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Te olvidas de los pisos compartidos de estudiantes, casi peor que encontrarte con la foto de su ex-novia, es entrar con tu novio y encontrarte a la ex-novia con otro de los compañeros del piso ;)))
    V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja. No sé qué es peor, la verdad... ¿Sabes? Cuando le pregunté que qué pintaba aquel horror de foto en la pared, me miró con ojos como platos y dijo: "Oye, es mi familia, ¿eh?". Su ex-mujer, que le había abandonado para irse con un amigo suyo... La gente está loquísima...
      Un beso.

      Eliminar
  4. Milena, si, si, lo suscribo todo, menos lo del perro.

    Vivía en un loft abuhardillado fantástico: hay que ver las insólitas posibilidades que dan esos techos inclinados encima de tu cama. La única pega es que no estaba en un barrio bohemio, para tener un momento a la pàge. Más bien al contrario. Lástima.

    Y las visitas nunca se quejaron de nada; si acaso de aquellas bolas de pelusa (me recordaban al desierto) que cruzaban alegres de un lado a otro....le daban un toque ¿cómo decir? despreocupado quizá.

    Y la nevera....ah la nevera; qué recuerdos inolvidables.
    Si por pereza no bajaba al OpenCor y en un acto irreflexivo decidía comerme lo que no se hubiera puesto verde del todo...eso si que eran riesgos y no lo del puenting.

    Tantas, tantas cosas. En fin, estoy convencido de que te hubiera gustado conocerlo.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajja. O sea que no te ha gustado mi loft..

      Eliminar