miércoles, 8 de agosto de 2012

Cómo vestirse sin ganas

Ni idea de cuánto duraba el luto antes (eternamente, supongo, como siempre), pero, de repente, aversión total a vestirme de negro, a cualquier color oscuro o triste. Pocas ganas, también, de exponer el cuerpo. Vaqueros viejos, un vestido de seda (también viejo) por dentro del pantalón, gorro del año pasado calado hasta la barbilla y las birkenstock. Vino blanco (o sake, o...), porque hace sonreír. Y amigos. Calor asfixiante en Barcelona. Y he estado a punto de romperme la crisma varias veces por falta de visión. Creo que voy a ir a pasar el resto del verano a Suecia. El próximo día hablaré de ropa. Prometido.
Feliz miércoles, queridos.

13 comentarios:

  1. Antes me agobiaba el calor...Intento no pensar en ello - no lo intento, directamente rechazo cualquier impulso de mi cuerpo y mente que me impela a decir "qué calor por dios"....y me funciona.

    Antes me agobiaba que me pillase la lluvia en la calle sin paraguas...El otro día dejé que me mojara. La gente corría apresurada y no entendía que un tipo fuese caminando en mitad de la acera con la que estaba cayendo y una sonrisa altanera. Polo, bermudas, tst, gafas...y me daba igual...Gran felicidad...Entendí a Gene Kelly.

    No te rompas la crisma, vete a Suecia - yo también me iría, mais...crise désoblige - pero, sobre todas las cosas, sonríe, como esa sonrisa que veo bajo el sombrero, que el tiempo pasa y el color siempre rescata.
    kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta decir: "¡Qué calor! ¡Qué calor!" y hacer aspavientos con la mano y hacer que me desmayo de calor. Pero la verdad es que no sufro del calor, ni del frío...
      Te imagino paseando bajo la lluvia.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Milena,

    Feliz miércoles y jueves y viernes y sábado y domingo y lunes y martes y again miércoles ......

    Tengo alternativa a Suecia ... sólo has de escuchar y contestar el mensaje que te dejé ayer en tu buzón ... perraca ....

    bsos (^_^)!!
    lb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Perraca"!!!!!!!! Nunca me lo habían llamado. Es genial.
      Bueno, allí estaré, en tu castillo, siguiendo tus instrucciones.
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Acabo de llegar de Chicago y te voy a contar una anécdota.
    Ayer, hacia las 8 me voy al hotel: Cansado, día de mucha reunión, etc. Hoy no salgo por ahí.
    Al rato, aburrido, busco algo nuevo que leer.

    Como en casi todos los hoteles anglosajones, en la mesilla, la Holy Bible. La hojeo, ya ves, y veo algo interesante.
    Cojo el teléfono y llamo a recepción con una excusa: Hola, ¿tienen los horarios de trenes?. La teléfonista dice que no, pero muy simpática me promete que busca el tren que quiero. El caso es que continúo una animada convesación con ella y acabo preguntándo cuando acaba su turno: A las 11, dice.

    Después de los dos primeros y mirando al techo me dice algo así como: Quién me iba decir a mí que iba a acabar acostándome contigo esta noche!

    - Lo dice la Biblia, le digo.
    - ¿Cómo? ¿La Biblia? ¿dónde? ¿en qué versículo? en qué oágina?
    - No, aquí, en la contraportada: La telefonista folla.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido: Es gracioso (y un pelo sórdido), pero te lo has inventado, seguro. Cosas así no pasan en la realidad. Ni siquiera a ti. ¿De nuevo overdose de pelis X? Ay, ay, ay...
      Un beso

      Eliminar
    2. Querida: No aciertas con lo de "de nuevo overdose de pelis X" porque de nuevo nada, no lo había dejado. Es más, sólo debería ver ese tipo de cine donde siempre hay un argumento sincero y los actores lo dan todo, incluso varias veces.

      Comprendo que no te guste porque ciertamente gastan poco en vestuario y este es un blog de ropa, no?; pero cuando se ponen algo encima suele ser difícil de olvidar.

      Besos



      Eliminar
  4. ¡Pues ayer estabas muy guapa con tu vestido azulyblanco!
    Quería poner en qué entrada lo fotografiaste, pero no lo he encontrado. Y revisando, revisando… he visto vestidos de verano en entradas de enero. Claro. ¿Cómo no iba a ser así?: en plena ola de calor tú te abrigas con tejanotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en invierno llevaré vestiditos con abrigotes encima. Y cuando me los quite, será primavera again. Y no insultes a mis queridos tejanotes.
      Molts petons, estimada.

      Eliminar
  5. milena estás muy guapa en esa foto, la postura es bonita y tu ropa también, y tus zapatos anatómicos que explican que el motivo por el que te caíste es la falta de visión y no unos tacones altos conjuntan con todo el resto, pareces la hermana de patti smith (mi nuevo idilio musical). te quiero mucho, eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eeeeeeeeeh! Frena el carro. ¿Cómo que zapatos anatómicos? Son mis amadas Birkenstock. Preciosas, maravillosas, sexys... No es broma. Son un horror. Pero las amo. El amor es así. Ciego.
      Un beso.

      Eliminar