miércoles, 15 de febrero de 2012

Una camisa en blanco para dibujar la primavera



"Yo creo que los seres humanos desarrollamos tanto el cerebro porque, al ser uno de los animales más feos de la selva, no tuvimos más remedio que potenciar otras cualidades." Les explicaba yo (siempre tan didáctica) a mis hijos, el pasado fin de semana, en un zoo desierto y gélido, ante la zona de los leones. Enseñadme a un hombre que sostenga la cabeza (y la mente) como un león y me casaré con él (esto no se lo dije a los niños, porque aunque sean sumamente espabilados, me pareció demasiado enrevesado. Me hubiesen hecho cien mil preguntas, y contestar a los niños es muy cansado porque, contrariamente a la mayoría de los adultos, ellos no preguntan por preguntar, preguntan porque realmente quieren obtener una respuesta). Anyway, que la belleza no está en el interior, si no a nuestro alrededor, en los leones del zoo, en las mimosas que justo florecen ahora, en las camisas de seda blancas, que estamos a punto de podernos poner sin nada encima y casi sin nada debajo. Camisas como lienzos en blanco que anuncian la primavera, la época que nos devuelve los días largos, las ventanas abiertas de par en par, los horizontes despejados y las infinitas posibilidades. La época en la que resulta casi imposible resistirse a la felicidad. A la vuelta de la esquina. Ahora.

12 comentarios:

  1. Querida Milena,
    Desde luego somos de los animales más feos de la selva. Hay alguno que compite--la hiena, el buitre, el rape--pero el más feo de nuestra especie gana al estándar de cualquier otra. Eso sin entrar en el 'por dentro'.
    Las personas guapas se parecen a algún animal, aunque a veces no sabes exactamente a cual. Robert Redford en Memorias de África quiere parecerse a un león, pero nada que ver (no te casarías con Robert Redford, ¿verdad?). Samuel Beckett se parece a algún tipo de ave, salvo los ojos, a esas que cruzan por la sabana como de puntillas. Mastroianni y Colin Firth tienen cara de perro (bueno, fiel, elegante, de pastor o de caza) y Richard Gere (al que le tengo un poco de manía y que no me parece guapo pero pasa como guapo) es un hamster.
    Estoy preocupada (a parte de que me he sentado para decir sí, sí, sí a la camisa-lienzo y al conjuro de que lleguen YA las flores) porque cada día me fijo más en los animales y me gustan más y en cambio con las personas me pasa al revés. ¿Puede pasarte esto y seguir estando 'en el lado de los buenos'?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Robert Redord en "Memorias de Africa" está maravilloso... no sé si me casaría con él... pero estaría encantada de que al menos me lavase el pelo...
      Las personas con la primavera mejoran, tú espera y ya verás...
      Un beso.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo, está maravilloso. Y está claro que entiende algo de la vida: va siempre con camisa blanca y quiere que ella cuente cuentos y escriba (no que le cosa los botones o le prepare manzanillas). ¿Tú crees que salen en primavera (este tipo de hombre con entendimiento) como las flores?
      En tu casa el otro día había uno un poco león.

      Eliminar
    3. Jajaja, es verdad, creo que ya sé a quien te refieres...mmmm...pero me parece que está casado con una leona...y ya sabes lo que hacen los leones con las girafas y las gacelas, ¿no? Se las comen.
      Besos.

      Eliminar
    4. jolin!!!! los buenos leones ya están "cazados" sniffffff. Luz

      Eliminar
  2. es exacto, Gere es un hamster!!!!! Yo al león del otro día me lo perdí??????????? (Por cierto las leonas, con las jirafas y las gacelas, no hacen lo mismo que los leones).
    Un beso a las dos,

    Elisenda
    PD: gran idea, Milena, las camisas en blanco son promisorias, como un lienzo virgen.

    ResponderEliminar
  3. ¿Ah, no? ¿Las leonas no cazan? ¿Qué hacen, pues?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. chismorrean jjijijji

      Eliminar
    2. La leona es Magna Mater...
      Un beso inmenso

      Elisenda

      Eliminar
  4. Pura inspiración. Deseando que llegue pronto el tiempo la camisa blanca...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Fassbender va en camisa blanca en Shame. La película no me interesó: otro descenso a los infiernos. Una más; bien hecha pero una más. Tantas casi como las historias de superación personal. A Hollywood le encantan.

    Yo las llevo a diario, pero porque son las que me gustan; no sabía que las camisas blancas definieran a un hombre.

    Por cierto, a un amigo su mujer le cuenta cuentos y le canta, pero mientras cocina (él). Algo debe estar haciendo mal.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Soldner:
    No creo que vaya a ver "Shame", solo el póster ya me pone de mal humor...
    Sí, las camisas blancas definen bastante al que las lleva (hice un post muy bueno -creo- sobre eso hace siglos). Las camisetas blancas también. Soldner, creo que tengo una idea para un libro que te encantará, de momento es secreto, no es el de los animales-hombres.
    Nunca me ha cantado ningún hombre, no sé si me pondría a reír o a llorar.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar